Aclaración importante

Lo que hay escrito en este lugar son historias. ¿Reales o ficticias?. ¿Inventadas o vividas?. Eso no importa y es algo que nunca voy a aclarar. Pero lo que sí quiero decir es que todas, absolutamente todas son de mi autoría, de mi propiedad (ver nota posterior más abajo). En este lugar, en este blog no hay nada copiado de nadie... salvo las imágenes que están cogidas de Internet (si alguien considera que es su dueño, que me lo diga y la elimino). Pero repito: los textos son míos, escritos por mí... y si alguien los copia puede verse en problemas jurídicos muy serios, porque no es cierto lo de que todo lo que se pone en Internet es copiable y si no quieres, no lo pongas. No es cierto porque la ley de la Propiedad Intelectual dice otra cosa.

Gracias a quien pare sus pasos para leer lo que escribo. Y más gracias si cabe a quien incluso dé su opinión.

Escribo para mí, por placer, por necesidad incluso. Solamente eso. Y por eso también, por fin y después de muchos años de otras cosas, nace este blog exclusivo de relatos. Me gustaría te gustaran pero si no es así, tampoco pasa nada. He llegado a un punto de mi vida que he comprendido que no puedes vivir queriendo gustar, si no que lo importante es gustarte a tí misma.

Enero 2017


NOTA POSTERIOR DEL 31 de marzo del 2017:

Siendo todo lo anteriormente dicho cierto y vigente, tengo que hacer una puntualización. Revisando viejos archivos guardados me he dado cuenta que en distintas etapas de mi vida virtual, fueron muchos los amigos y amigas que un día dejaron en webs, blogs y foros míos textos bellísimos/interesantes que considero es una pena se pierdan en el olvido de sitios actualmente cerrados.

Por esa única razón he decidido abrir en este mismo sitio un apartado con esos textos ajenos, colocando al final de cada uno de ellos el nick que los escribió y el año en que se publicaron en un sitio que era entonces y ahora de mi propiedad virtual. Son textos que posiblemente sus autores ni recuerden y ese es el único motivo de volver a sacarlos a la luz. Ello no implica que si alguien, una vez publicados de nuevo, no quiere que estén, únicamente tiene que decírmelo y se eliminarán... naturalmente siempre que sea su autor.

Para cualquier comunicación conmigo: mediante los comentarios de este blog.